Brazo de Orión.

EL Sol y todo lo que se mueve a su  alrededor, todo nuestro mundo está en una zona de la galaxia que se conoce como Brazo de Orión, el cual es uno de los brazos de nuestra galaxia que se mueve en torno a su centro, espiralándola.

El grupo más notable de estrellas que en éste se encuentran, son aquellas que pertenecen a la constelación de Orión, siendo el motivo de nombrar a  nuestra burbuja local como “Brazo de Orión.”

Ésta zona donde nuestro sistema solar reside, se encuentra entre el brazo de Sagitario y el brazo de Perseo, conocidos como los dos constituyentes más grandes de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La burbuja local, se encuentra cercana al borde de la galaxia, aproximadamente a 25 mil años luz de su centro.

Estudios realizados en el año 2013, sugieren que si bien, éste brazo es relativamente pequeño, no es menos abundante que sus vecinos más masivos.

brazo-orion1

La mayoría del cielo que podemos apreciar en una noche despejada está dentro de éste brazo, salvo por un par de excepciones, una en cada hemisferio.

En el Hemisferio Sur, lo único que logramos percibir fuera de ésta zona son las Nubes de Magallanes, la mayor y la menor; perceptibles como dos manchas difusas en el firmamento. Y desde el Hemisferio Norte, un simple punto brillante en el cielo es la galaxia de tamaño considerable más cercana a la nuestra,  Andrómeda.

91ba4930da0ec2e0f1054cc770700cce-1824x0_q100_watermark_watermark_opacity-10_watermark_position-4_watermark_text-copyright-hartmuth-kintzel andromedaocular

Cada vez que veas el cielo, estas contemplando dentro del mencionado brazo, y la mismísima Vía Láctea.

Post Author: Matias Olate

23 años. Futuro Geólogo. Divulgador científico. Estudiantes de Ciencias en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo. Escritor, un libro en mi haber y dos en proceso. Locutor en Radio Nacional Malargüe. Programador Júnior en Java (muy junior). Community Manager en Planetario Malargüe. Capacitador básico en Ciencias Exactas en el Planetario Malargüe. Guía de Sitio. 02/11/95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *