Los primeros tiempos del universo fueron distintos de lo que se pensaba.

Matias Olate
Por más de un lustro un equipo de diversos países compuesto por más de 20 personas, incluyendo a Venu Kalari, al investigador de la Universidad de Chile, desarrolló una investigación enfocada en la formación estelar 30 Dorado, en la Nube Grande de Magallanes, conocida como la Nebulosa de la Tarántula, publicado en la revista Science.. El resultado de la investigación mostró que el universo temprano tendría más abundancia de estrellas masivas de lo que se suponía, cambiando la manera de como se entendían los primeros momentos del universo.

Para las observaciones, fue utilizado el Very Large Telescope  (VLT) del ESO durante 160 horas. “Las estrellas masivas son claves para la comprensión del cosmos, ya que tras colapsar en forma de supernovas generan los elementos químicos complejos… claves para el nacimiento de vida. […] Observar en esta zona del universo fue como meterse dentro de una máquina del tiempo, ya que su composición química es muy similar a la del comienzo del universo y ello nos permitió inferir que en dicho período habitaban una enorme cantidad de estrellas masivas, tal como lo constatamos en la Nebulosa de la Tarántula, explicó Kalari, responsable de observar y analizar parte de los datos obtenidos con el VLT.

Hasta ahora se creía que en el Universo primitivo no había elementos aparte del H y el He, así como que las estrellas masivas eran una pequeña porción del total de estrellas,  fábricas de todos los elementos más pesados, como el oxígeno o el hierro, liberados a tras las supernovas. Según el investigador, ahora se abre un debate importante, ¿Qué tan universal son los resultados de la investigación? “La respuesta a esta pregunta impactará profundamente en nuestra comprensión de la evolución de nuestro Universo, y en cierto sentido, nuestras vidas, ya que todos los elementos de nuestra existencia cotidiana se formaron en estas estrellas”, finalizaba.

Fuente.

Next Post

Detectan una nueva molécula aromática en una gigantesca guardería estelar

Con radiotelescopios, un equipo de astrónomos descubrió benzonitrilo en la nebulosa de Tauro, a 450 años luz. Esto hará entender mejor qué hacen sustancias orgánicas aromáticas como esta en la composición de las nuevas estrellas y planetas. Hay alrededor de 200 moléculas descubiertas hasta ahora en el espacio,  entre ellas se destacan las […]