NASA sumará un nuevo instrumento a ISS.

La NASA ha seleccionado un nuevo instrumento para ser agregado a la cartera de Instrumentos de Riesgo de la Tierra (EVI, por sus siglas en ingles Earth Venture Instrument) que hará observaciones de las aguas costeras para ayudar a proteger la sostenibilidad del ecosistema.

El instrumento seleccionado es el Radiómetro de Monitoreo de Imagen y Monitoreo Litoral Geosíncrono (GLIMR), dirigido por el investigador Joseph Salisbury de la Universidad de New Hampshire, Durham. Este proporcionará observaciones únicas de biología, química y ecología oceánicas en el Golfo de México, porciones del sudeste La costa de los Estados Unidos y el penacho del río Amazonas, donde sus aguas ingresan al Océano Atlántico.

El instrumento fue seleccionado de manera competitiva entre ocho propuestas, con un premio de $ 107.9 millones. Esta es la mayor adjudicación de contrato de la NASA en la historia de la Universidad de New Hampshire. Salisbury y su equipo han propuesto el instrumento como una carga útil alojada, para lo cual la NASA proporcionará acceso al espacio.

“Este innovador instrumento de la Universidad de New Hampshire, seleccionado por la NASA, proporcionará una nueva herramienta poderosa para estudiar ecosistemas importantes. […] Sus hallazgos también traerán beneficios económicos para la pesca, el turismo y la recreación en la zona costera”.

Jim Bridenstine, Administrador de la NASA
GLIMR recogerá observaciones de alta resolución de ecosistemas costeros en áreas como el norte del Golfo de México, que se muestra en esta imagen con floraciones de fitoplancton que se extienden desde la costa de Texas y Louisiana (izquierda) a través del Mississippi Delta del río (centro) hacia Florida (extremo derecho).
Créditos: NASA

“Con GLIMR, los científicos pueden comprender mejor las regiones costeras y desarrollar herramientas predictivas avanzadas para estos sistemas importantes desde el punto de vista económico y ecológico. […] Como parte del compromiso de la NASA con la Ciencia de la Tierra, estoy encantado de incluir este instrumento en nuestra cartera, ya que estamos atentos a nuestro planeta en constante cambio para el beneficio de muchos”.

Thomas Zurbuchen, Administrador asociado de la Dirección de Misión Científica

Los ecosistemas costeros apoyan a la humanidad de muchas maneras, pero están bajo una presión cada vez mayor por los efectos de las actividades de uso de la tierra, el crecimiento de la población, los fenómenos meteorológicos extremos y el cambio climático.

Estas presiones pueden dar lugar a floraciones de algas más frecuentes, expansivas y dañinas, así como crear áreas donde el oxígeno disuelto se agota severamente, lo que es perjudicial para el turismo, la pesca y la salud humana.

Fuente.

Post Author: Agustin Ollarce

29 años. Técnico Superior en Gestión Ambiental. Comunicador científico. Comentarista en Radio NARVI, Municipal Radio Malargüe FM 94.5.