2025: la fecha en que la ESA comenzará la eliminación de desechos espaciales.

Agustin Ollarce

ClearSpace-1 será la primera misión espacial en eliminar un elemento de escombros de la órbita terrestre. Aunque la fecha pareza lejana, es “mejor tarde que nunca”.

La misión se está formulando como un contrato de servicio con un consorcio comercial, para ayudar a establecer un nuevo mercado para servicio de órbita, así como la eliminación de escombros.

El Consejo Ministerial de la ESA, a fines de noviembre, acordó establecer un contrato de servicio con un proveedor comercial para la eliminación segura de un objeto inactivo propiedad de la ESA de la órbita terrestre baja.

Después de un proceso competitivo, un consorcio liderado por la empresa suiza ClearSpace, una empresa establecida por un equipo experimentado de investigadores de desechos espaciales con sede en el instituto de investigación Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL), será invitado a presentar su propuesta final.

“Este es el momento adecuado para tal misión”. […] “El problema de los desechos espaciales es más urgente que nunca. Hoy tenemos casi 2000 satélites en vivo en el espacio y más de 3000 fallidos”. […] “Y en los próximos años, el número de satélites aumentará en un orden de magnitud, con múltiples mega constelaciones formadas por cientos o incluso miles de satélites planeados para órbita terrestre baja para ofrecer servicios de telecomunicaciones y monitoreo de cobertura amplia y baja latencia. La necesidad de que una “grúa” elimine los satélites fallidos de esta región altamente transitada es clara”.

Dice Luc Piguet, fundador y CEO de ClearSpace.
Este GIF es parte de una animación más larga que muestra diferentes tipos de objetos de desechos espaciales y diferentes tamaños de desechos en órbita alrededor de la Tierra. Creditos: ESA.

Apoyado en el nuevo programa de Seguridad Espacial de la ESA, el objetivo es contribuir activamente a limpiar el espacio, al tiempo que demuestra las tecnologías necesarias para la eliminación de escombros.

“Imagínese lo peligroso que sería navegar en alta mar si todos los barcos perdidos en la historia todavía estuvieran a la deriva en la superficie del agua”. […] “Esa es la situación actual en órbita, y no se puede permitir que continúe. Los Estados miembros de la ESA han brindado su firme apoyo a esta nueva misión, que también señala el camino hacia nuevos servicios comerciales esenciales en el futuro “.

Dice el Director General de la ESA, Jan Wörner.

“Incluso si todos los lanzamientos espaciales se detuvieran mañana, las proyecciones muestran que la población general de escombros orbitales continuará creciendo, ya que las colisiones entre artículos generan escombros frescos en un efecto en cascada”. […] “Necesitamos desarrollar tecnologías para evitar crear nuevos desechos y eliminar los desechos que ya están allí”. […] “Los estudios de la NASA y la ESA muestran que la única forma de estabilizar el entorno orbital es eliminar activamente los elementos de gran tamaño. En consecuencia, continuaremos nuestro desarrollo de tecnologías esenciales de orientación, navegación y control y métodos de encuentro y captura a través de un nuevo proyecto llamado Eliminación de desechos activos / Servicio en órbita (ADRIOS). Los resultados se aplicarán a ClearSpace-1. Esta nueva misión, implementada por un equipo de proyecto de la ESA, nos permitirá demostrar estas tecnologías, logrando una primicia mundial en el proceso “.

dice Luisa Innocenti, que encabeza la iniciativa de Espacio Limpio de la ESA.
Lanzado en 2025, ClearSpace-1 utilizará brazos robóticos para capturar parte de las sobras de la etapa superior de Vespa del segundo lanzamiento de Vega de la ESA en 2013. Creditos: ClearSpace.

La misión ClearSpace-1 apuntará a la etapa superior Vespa (Adaptador de carga secundaria de Vega) que queda en una órbita de altitud de aproximadamente 800 km por 660 km después del segundo vuelo del lanzador Vega de la ESA en 2013. Con una masa de 100 kg, la Vespa es cercano en tamaño a un satélite pequeño, mientras que su forma relativamente simple y su construcción robusta lo convierten en un primer objetivo adecuado, antes de avanzar hacia capturas más grandes y desafiantes mediante misiones de seguimiento, que eventualmente incluyen la captura de múltiples objetos. El ClearSpace-1 ‘chaser’ se lanzará a una órbita inferior de 500 km para la puesta en servicio y las pruebas críticas antes de elevarse a la órbita objetivo para encontrarse y capturar utilizando un cuarteto de brazos robóticos bajo la supervisión de la ESA. El cazador combinado más Vespa se desorbitará para quemarse en la atmósfera.

Fuente.

Next Post

CANOPUS XVI está aquí. Descargala desde nuestra web.

Como le adelantamos las semanas anteriores en Radio Narvi, les informamos que ya tenemos la edición número 16  de nuestra revista digital. La última del año, y la más extensa en cuanto a páginas y contenido. Desde ahora está disponible para su lectura y descarga Canopus XVI está aquí.