Imágenes muestran reducción de la polución en China tras el coronavirus.

Agustin Ollarce

Los satélites de monitoreo de contaminación de la NASA y la ESA detectaron una disminución significativa en la emisión de dióxido de nitrógeno (NO2) en China a consecuencia, en parte, del coronavirus.



En realidad las medidas que el gobierno chino ha dispuesto tras la expansión de este brote ha reducido los niveles de polución en el cielo. Como recordamos, ciudades enteras han sido puestas en cuarentena y muchas fábricas y empresas no están en servicio.

Las agencias han publicado dos imágenes que comparan los niveles del 1 al 20 de enero y entre el 10 al 25 de febrero: la diferencia es máxima.

Wuhan, epicentro de esta enfermedad, por su parte, ha evolucionado de manera radical.



“Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan amplia para un evento específico”

Dijo Fei Liu, investigadora de calidad del aire en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Liu recuerda haber visto una caída en el NO 2 en varios países durante la recesión económica que comenzó en 2008, pero la disminución fue gradual. Los científicos también observaron una reducción significativa alrededor de Beijing durante los Juegos Olímpicos de 2008, pero el efecto se localizó principalmente en esa ciudad, y los niveles de contaminación aumentaron nuevamente una vez que terminaron los Juegos Olímpicos.

La caída del dióxido de nitrógeno en 2020 también coincidió con las celebraciones del Año Nuevo Lunar en China y gran parte de Asia. En general, las empresas y las fábricas cierran desde la última semana de enero hasta principios de febrero para celebrar el festival. Observaciones anteriores han demostrado que la contaminación del aire generalmente disminuye durante este período y luego aumenta una vez que termina la celebración.

Fuente.

Next Post

Observando la Tierra como un planeta en tránsito.

Durante un eclipse lunar total, la Tierra está entre la Luna y el Sol. La luz del Sol se filtra a través de la atmósfera de nuestro planeta, dando a la Luna una coloración roja. Nuestro satélite natural se vuelve aproximadamente 20,000 veces más tenue durante un eclipse, por lo que se emplearon […]