El esplendor de la Vía Láctea desde el VLT.

Esta hermosa imagen muestra el denso corazón de la Vía Láctea que se extiende sobre uno de los telescopios auxiliares del Very Large Telescope (VLT) de ESO. Tales cielos oscuros y llenos de estrellas son típicos de la ubicación del VLT en el desierto de Atacama chileno, que ofrece vistas espectaculares como esta noche tras noche para que disfruten todos los astrónomos, visitantes y personal del sitio.


Credito: Y. Beletsky/ESO.


El VLT está compuesto por cuatro telescopios unitarios grandes y cuatro telescopios auxiliares más pequeños y móviles (uno de los cuales se muestra en la foto). Estos ocho telescopios observan el cosmos individualmente y en equipo desde varias orientaciones y posiciones, lo que permite a los astrónomos estudiar todo tipo de objetos y fenómenos cósmicos con mayor detalle que nunca. 

La matriz ha estimulado una nueva era de descubrimientos, con varias novedades científicas notables, incluida la primera imagen de un planeta en órbita alrededor de otra estrella (conocida como planeta extrasolar o exoplaneta), y rastreando estrellas individuales que se mueven alrededor del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea (un objeto llamado Sagitario A * ).

Fuente.

Agustin Ollarce

31 años. Técnico Superior en Gestión Ambiental. Comunicador Científico. Aficionado a la Fotografía Nocturna.

También te puede gustar...