La reutilización es importante y bienvenida en una industria aeroespacial por los costes que requiere su desarrollo y equipamiento. SpaceX, es pionera en esto con sus cohetes reutilizables, los Falcon 9.

El famoso cohete el pasado 3 de junio llevó a órbita a 60 satélites luego de antes haber llevado dos astronautas a la Estación Espacial Internacional . Lo interesantes es que SpaceX con su Falcon 9 despegaba por quinta vez, algo que hasta ahora no se había podido lograr. De hecho, también SpaceX lleva diez años desde el primer lanzamiento de un Falcon 9. Es por eso que su “celebración” fue agregar esos 60 satélites más a la red Starlink.

Este último lanzamiento de récord de reutilización es otro paso en ese largo camino, pero de momento llevan 480 con éstos últimos 60, que son muchos pero falta para llegar a los miles que tienen proyectados. La reutilización permite ahorrar costes y ha favorecido que SpaceX plantease una propuesta más económica que Rusia con las Soyuz. Igualmente hay que tener en cuenta que los Falcon 9 están lejos de ser perfectos. Tienen límites de “reusos”. De hecho es en eso en lo que está trabajando la empresa para poder seguir reduciendo costes.

El récord en cuestión es relacionado a eso; un mismo cohete ha sido usado en cinco lanzamientos. Eso no pareciera mucho, pero es 5 veces más que los cohetes descartables tradicionales. La meta de Musk son diez lanzamientos con un mismo cohete.

Fuente.