Diseña el próximo inodoro espacial que se usará en la Luna.

Agustin Ollarce

Para la NASA, una de sus últimas preocupaciones es el retrete que usarán los astronautas de regreso a la Luna en 2024. Han pasado décadas desde el primer alunizaje y la tecnología y las corrientes de diseño han cambiado, por lo que hasta el inodoro es un desafío en esta misión.


Esta es la peculiar propaganda de este proyecto. Fuente: NASA


La NASA, en unión con la empresa HeroX, ha emprendido una búsqueda del nuevo inodoro especial para los astronautas que regresen al satélite.

“Buscamos diseños innovadores de inodoros completamente funcionales y de poca masa que pueda ser usados tanto en el espacio como en la Luna”.

Especificó la NASA.

Pero, ¿qué necesitas saber para idear tu retrete espacial?  Primero, no debes pensar en la gravedad varible, porque eso influye en su uso en la Estación Espacial Internacional y en la Luna. Segundo, tu modelo no debe pesar más de 15 kilos en la Tierra y debe recoger hasta un litro de orina por uso (6 veces al día). Asimismo, ser utilitario para el caso de emergencias como diarreas, o para las menstruaciones normales de las primeras mujeres que llegarán a la Luna. Además de recogerlas, el retrete deberá almacenarlas y mantenerlas seguras sin temor a escapes.

“Queremos alentar a la próxima generación de exploradores espaciales, ingenieros y científicos, y sabemos que los estudiantes pueden pensar en este problema de diseño sin las mismas limitaciones que los adultos”.

Afirmó HeroX.

Esta competencia está abierta para todo el público y se otorgarán premios de hasta 35 mil dólares. Hay dos categorías: una para niños y otras para adultos. Puedes enviar tu idea hasta el 27 de agosto.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Día del Asteroide: ¿Por qué lo celebramos?

Pueden causar caos o también ayudarnos a entender mejor el universo que nos rodea. Cuando pensamos en asteroides vienen a nuestra imaginación grandes moles de piedra que acechan a la Tierra, y en parte es así, pero esas rocas que vagan por el espacio son además una fuente de riqueza científica […]