China ultima detalles para el lanzamiento de su próxima misión.

Agustin Ollarce

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) lanzará a finales de noviembre su nueva misión robótica Chang’e 5, cuyo objetivo es traer muestras lunares de regreso a la Tierra.


Credito: CNSA/ Wan Ke.


Ayer 17 de noviembre el cohete portador Long March-Y5 ya ha sido colocado verticalmente en el sitio de lanzamiento de naves espaciales Wenchang en la provincia de Hainan, en el sur de China.

Se trata de la segunda misión de este cohete pesado, en julio, envió la primera sonda china a Marte, Tianwen-1, a la órbita de transferencia Tierra-Marte.

Los ingenieros espaciales han realizado un montaje general y pruebas en el cohete después de que fuera transportado a Wenchang a finales de septiembre. Pasaron aproximadamente dos horas transportando verticalmente el gran cohete al área de lanzamiento. Se realizarán exámenes y pruebas finales en el cohete antes del lanzamiento.


“El programa lunar actual de China comprende tres fases: órbita, aterrizaje y regreso. Las dos primeras fases se han completado con éxito”. […] “Se espera que la sonda Chang’e-5 realice la recolección de muestras lunares, el despegue de la luna, el encuentro y el acoplamiento en la órbita lunar y la reentrada de alta velocidad en la atmósfera de la Tierra”.

dijo Yu Dengyun, diseñador jefe adjunto del programa de exploración lunar de China.

China está realizando un estudio de verificación adicional para la investigación y el desarrollo de la estación espacial y la misión lunar tripulada, y planea establecer una estación de investigación lunar no tripulada para aterrizajes tripulados en la luna.    

China cuenta en la actualidad con una misión operativa en la cara oculta de la Luna, Chang’e-4.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Cráteres y colapso en Marte.

La elevación puede ser engañosa en las imágenes satelitales de Marte, incluso cuando las diferencias son extremas, como lo demuestra esta imagen de Pyrrhae Regio del Mars Express de la ESA .