Chandra se encuentra totalmente operativa.

El telescopio espacial Chandra de la NASA ha reanudado las operaciones científicas completas con su cámara de alta resolución (HRC) tras una anomalía que involucraba la electrónica de la cámara, que se detectó por primera vez en agosto pasado.




Después de un cambio al conjunto electrónico de reserva en septiembre y un estudio sistemático del rendimiento del HRC con la configuración actualizada, la anomalía ahora se ha resuelto.

A partir de finales de septiembre y hasta principios de noviembre, los equipos del Centro de control de operaciones del Centro de rayos X de Chandra (CXC) ejecutaron el HRC a través de una serie de pruebas para evaluar cómo funcionaba el detector y determinar su rendimiento. Esto incluyó la realización de observaciones de fuentes conocidas para garantizar que los sistemas como la electrónica, las comunicaciones y la recopilación de datos se comportaran como se esperaba. Varios equipos diferentes analizaron los datos para mostrar que el desempeño del HRC es excelente.

Mientras que el HRC se sometía a pruebas este otoño, el otro instrumento de Chandra, el espectrógrafo de imágenes CCD avanzado (ACIS), continuó tomando observaciones científicas y recopilando datos. Durante la fase de prueba, el HRC se utilizó para observar objetivos dentro de nuestro Sistema Solar y a través de la Vía Láctea. Con el HRC nuevamente en línea, la comunidad científica puede volver a utilizar todas las capacidades del Observatorio de rayos X Chandra. La investigación de la anomalía con la electrónica original del HRC está en curso.

El Chandra fue lanzado al espacio en 1999 por el transbordador Columbia como primer telescopio de rayos X de la NASA. Fue llamado así en honor del físico indio Subrahmanyan Chandrasekhar, uno de los fundadores de la astrofísica, quien determinó la masa límite a la que las enanas blancas se convierten en una estrella de neutrones. Además, Chandra significa “luna” en sánscrito.

Fuente.