Nuevos cráteres de impacto identificados en la Luna

Agustin Ollarce

Con la ayuda de métodos de aprendizaje automático, un equipo internacional de investigadores ha identificado más de 109.000 cráteres de impacto no reconocidos previamente en la Luna.




Los cráteres de impacto son la característica de la superficie lunar más prominente y ocupan la mayor parte de la superficie lunar. Con los métodos tradicionales de identificación automática, generalmente es difícil encontrar cráteres de impacto irregulares y gravemente degradados que puedan haberse formado en los primeros períodos.

Para identificar de manera efectiva los cráteres y estimar su edad, los investigadores aplicaron un método de aprendizaje por transferencia y entrenaron una red neuronal profunda con los datos de cráteres previamente identificados.

Al combinar los datos recopilados por las sondas lunares Chang’e-1 y Chang’e-2 de China, los investigadores identificaron 109.956 nuevos cráteres de impacto. También estimaron las edades de 18.996 cráteres recién detectados de más de 8 kilómetros de diámetro.

Los investigadores han establecido una nueva base de datos de cráteres de impacto lunar para las regiones de latitudes medias y bajas de la Luna. Yang Chen de la Universidad de Jilin, quien es uno de los investigadores, dijo que la base de datos del cráter lunar es de gran valor para la investigación científica sobre la Luna.

“La estrategia adoptada se puede aplicar para ayudar a los estudios de cráteres, generando sugerencias confiables para la investigación planetaria”. […] “Este modelo de investigación se ha aplicado a la identificación de pequeños cráteres de impacto en el sitio de aterrizaje de la sonda Chang’e-5”.

Yang Chen, investigador de la Universidad de Jilin.

El estudio se publicó en Nature Communications.

Fuente.

Next Post

China continua con sus planes de tener su propia estación espacial.

China planea lanzar el módulo central de su estación espacial tripulada en la primera mitad de 2021, su mayor artefacto en órbita hasta la fecha.