Desde el 20 de enero, hay una nueva administración en Estados Unidos, el presidente Joe Biden es quién seguirá luego de la administración de Donald Trump. A pedido de la administración entrante, la NASA prestó la roca lunar que se exhibió en la Oficina Oval el día de la asunción de Biden.

Imagen de la muestra lunar.

En reconocimiento simbólico de las ambiciones y logros de las generaciones anteriores, y en apoyo al enfoque de exploración actual de Estados Unidos entre la Luna y Marte, una roca lunar se encuentra ahora en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Es de la Instalación del Laboratorio de Muestras Lunar en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, mencionaba NASA en su web.

Se trata de la Muestra lunar 76015,143 y en la vitrina tiene inscripto el siguiente texto:

“El astronauta del Apolo 17 Ronald Evans y los caminantes lunares Harrison Schmitt y Eugene Cernan, los últimos humanos en poner un pie en la Luna, tomaron esta muestra de una gran roca en la base del Macizo Norte en el Valle Taurus-Littrow, a 3 km (casi 2 millas ) del Módulo Lunar. Esta pieza de 332 gramos de la Luna (menos de una libra), que fue recolectada en 1972, es una muestra de 3.900 millones de años formada durante el último gran evento de impacto en el lado cercano de la Luna, la Cuenca de Impacto Imbrium, que tiene 1,145 km o 711.5 millas de diámetro. Las superficies irregulares de las muestras contienen pequeños cráteres creados cuando los impactos de los micrometeoritos han pulido la roca con chorro de arena durante millones de años. Los lados planos y aserrados se crearon en el Laboratorio de Curación Lunar de la NASA cuando se cortaron rodajas para la investigación científica. Esta investigación en curso es imperativa a medida que continuamos aprendiendo sobre nuestro planeta y la Luna, y nos preparamos para futuras misiones a la órbita cislunar y más allá.

Fuente.