El ‘arco gigante’ que se extiende 3.300 millones de años luz a través del cosmos no debería existir

Una media luna recién descubierta de las galaxias que abarcan 3300 millones de luz años es una de las estructuras más grandes conocidas en el universo y desafía algunos de los supuestos más básicos astrónomos sobre el cosmos. 

El arreglo épico, llamado Arco Gigante, consiste en galaxias , cúmulos galácticos y mucho gas y polvo. Se encuentra a 9.200 millones de años luz de distancia y se extiende aproximadamente a una decimoquinta parte del universo observable. 

Alexia López, candidata a doctorado en cosmología en la Universidad de Central Lancashire (UCLan) en el Reino Unido, dijo que su descubrimiento fue “fortuito”. Sucedió cuando estaba ensamblando mapas de objetos en el cielo nocturno. Para eso usaba la luz de muchos astros brillantes. Entre ellos 120,000 cuásares , núcleos distantes y brillantes de galaxias donde los agujeros negros súper masivos consumen material y arrojan energía.

A medida que esta luz atraviesa la materia entre nosotros y los quásares, es absorbida por diferentes elementos. Eso deja rastros reveladores que pueden brindar a los investigadores información importante. En particular, López utilizó las marcas dejadas por el magnesio. Ello permite determinar la distancia al gas y al polvo intermedios, así como la posición del material en el cielo nocturno. 

De esta manera, los quásares actúan “como focos en una habitación oscura, iluminando este asunto intermedio”  En medio de los mapas cósmicos, comenzó a emerger una estructura. “Fue una especie de indicio de un gran arco”, “Recuerdo que fui con Roger [Clowes] y le dije ‘Oh, mira esto'”.

dijo López.

¿Era real o error de datos?

Clowes, su asesora de doctorado en UCLan, sugirió un análisis más detallado para asegurarse de que no fuera una alineación casual o un truco de los datos. Después de realizar dos pruebas estadísticas diferentes, los investigadores determinaron que había menos de un 0,0003% de probabilidad de que el Arco Gigante no fuera real.  Los astrónomos se han adherido durante mucho tiempo a lo que se conoce como el principio cosmológico. Este establece que, en las escalas más grandes, la materia se distribuye más o menos uniformemente por todo el espacio. 

El arco gigante. 
Las regiones grises muestran áreas que absorben magnesio, lo que revela la distribución de galaxias y cúmulos de galaxias. 
Los puntos azules muestran cuásares de fondo o focos. (Crédito de la imagen: Alexia Lopez / UCLan)

Se han descubierto una serie de estructuras a gran escala a lo largo de los años. Son tan grandes que uno se pregunta si son compatibles con ese principio cosmológico. El hecho de que entidades tan colosales se hayan agrupado en rincones particulares del cosmos indica que quizás el material no esté distribuido de manera uniforme por todo el universo. Si se descubre que no es cierto, tal vez se deba comenzar a buscar un conjunto diferente de teorías o reglas.

¿Nuevas teorías, nuevas reglas?

López no sabe cómo serían esas teorías, aunque mencionó la idea de modificar cómo funciona la gravedad en las escalas más grandes, una posibilidad que ha sido popular entre un pequeño pero ruidoso contingente de científicos en los últimos años.

Algunas investigaciones han sugerido que las estructuras deberían alcanzar un cierto tamaño y luego no poder agrandarse, “En cambio, seguimos encontrando estas estructuras cada vez más grandes”. Sin embargo, no está del todo listo para descartar el principio cosmológico, que se ha utilizado en modelos del universo durante aproximadamente un siglo. “Sería muy audaz decir que será reemplazado por otra cosa”.

dijo Pomarède a WordsSideKick.com

Fuente.

Angela Sarome

24 años.
Divulgador científico.
Community Manager.
Guía de Sitio.
10/11/1996

También te puede gustar...