Se lanzó un satélite para retirar desechos espaciales.

ELSA-d, una misión pionera para demostrar tecnologías centrales necesarias para la captura y retirada de desechos espaciales, ha sido lanzada este 22 de marzo desde el cosmódromo de Baykonur. El satélite de servicio ha sido desarrollado para eliminar de forma segura los restos de desechos espaciales de la órbita, equipado con tecnologías de encuentro de proximidad …

Un estudio para eliminar “estrellas impostoras”.

Los rápidos destellos de luz en el cielo nocturno se han relacionado con la creciente masa de satélites y los escombros que recorren la órbita de la Tierra. Los observadores de estrellas han sido seducidos durante mucho tiempo por los destellos inexplicables. Evryscope busca corregir y mejor los datos astronómicos.

Tercera alerta de choque con residuos espaciales en 2020.

Al menos una vez por año les hemos estado comentado diferentes proyectos orientados a luchar contra la basura espacial que se encuentran flotando libremente en nuestra atmosfera. Ayer se registro la tercera maniobra de evasión en lo que va de 2020 por riesgo de colisión con restos de otras naves espaciales que orbitan cerca de la …

Detección de desechos espaciales a la luz del día.

Un estudio reciente ha demostrado que es posible, a plena luz del día, usar láseres para determinar la distancia a los escombros. Este nuevo método de medición por láser ayudará a mejorar las predicciones de órbita para los objetos de escombros, aumentando drásticamente el tiempo disponible para hacer observaciones y manteniendo seguras las valiosas naves espaciales. 

Starlink afectaría la observación del cielo.

El 23 de mayo pasado la empresa privada SpaceX, realizo el lanzamiento de los 60 satélites de su programa Starlink para llevar internet a todo el mundo (pueden leer más acerca de esto clickeando aquí). Pero esto produjo otro resultado. Un video captado por un astrónomo holandés nos permite ver con más claridad de que …

Ya contaminamos la tierra, ¿contaminamos también el cielo?

Podríamos decir que después de casi sesenta años de la carrera espacial, está nos ha dejado numerosos descubrimientos y avances tecnológicos; pero también nos ha dejado mucho más. Miles de toneladas de chatarra que han quedado en órbita constituyendo “uno de los mayores vertederos humanos”.