El dióxido de azufre puede explicar esa misteriosa firma atmosférica en Venus.

En septiembre pasado se informó de un resultado prudente pero emocionante (pueden leer la nota clickeando aquí). Venus parece tener una gran cantidad de fosfina en sus nubes. La fosfina es producida principalmente por organismos vivos, por lo que ciertamente hizo que la gente hablara.