El Hubble detecto un agujero negro mediano.

Los astrónomos han encontrado la mejor evidencia para el autor de un homicidio cósmico: un agujero negro de una clase evasiva conocida como “masa intermedia”, que traicionó su existencia al desgarrar una estrella descarriada que pasó demasiado cerca.